Más pimiento y menos tomate en una campaña hortofrutícola ya adelantada - Vegasana

Las previsiones de la campaña hortofrutícola que «ya está iniciada», como aseguró Adoración Blanque, secretaria general de Asaja Almería, apuntan a un nuevo crecimiento sostenido en el número de hectáreas, que la organización agraria cifra en 300 aproximadamente. Además, la tendencia de los últimos años se vuelve a hacer latente, con un nuevo incremento en la superficie dedicada a la producción de pimiento. Y es que, según comunicó la patronal del campo, la campaña de hortalizas «ha llegado adelantada en unos 15 días, y en lo que a la superficie de cultivo de pimiento se refiere, aunque moderado, apunta a un crecimiento de alrededor del 2%».

 

Esta renovación de la apuesta almeriense por el pimiento se da, a juicio de Asaja Almería, porque está siendo de los cultivos más estables, fundamentalmente en precios. «El pimiento es un producto que a pesar del coste de plantación, que es mayor que en otros cultivos, también requiere menos mano de obra, si lo comparamos con el tomate. Estos costes están siendo decisivos para la elección de un cultivo u otro», señala Antonio Navarro, presidente de Asaja Almería.

 

El incremento de los costes de producción, fundamentalmente los de la mano de obra, junto a la falta de precio y a la fuerte competencia externa son los motivos principales que provocan que una campaña más el tomate siga perdiendo peso en el inicio de la nueva campaña.

 

Así, según la información que baraja la organización agraria, el descenso de superficie de tomate podría rondar el 1,5 % perdiéndose unas 140 hectáreas, superficie que se destina a otros cultivos como pimiento, calabacín, fundamentalmente, pero también berenjena.

 

Sin embargo, según destacan desde los propios semilleros, lo más representativo es que «se ha producido un incremento muy importante en especialidades». La orientación a especialidades que den más margen al agricultor está siendo una de las tendencias de los últimos años, y en el caso del tomate, por la situación que viene atravesando supone una salida en búsqueda de más rentabilidad. En este asunto, la secretaria general de Asaja Almería explicó que «esta apuesta, que aún no es muy notable en el campo pero que sí crece año tras año, se está registrando además de en el cultivo de tomate, en el de pimiento y en el de berenjena, en los que los agricultores, años tras año, optan por buscar una mayor rentabilidad con variedades denominadas especialidades». En el caso del pimiento crece la tendencia en pimientos cónico, el denominado Palermo o los snack. En cuanto a berenjena se hace más visible el cultivo de rayadas o minis, entre otras.

 

También se prevé una subida aproximada de berenjena un 3%. Entre los motivos del incremento Asaja apuntó al resultado aceptable de este producto en el cómputo global de la campaña anterior, lo que habrían incentivado esta subida. En el caso del pepino existen pocas diferencias respecto a la anterior cosecha ya que es un producto que requiere cierta especialización, aumentando ligeramente, un 1,5 % y al igual que calabacín.

 

Asaja recordó que «nos encontramos al comienzo de campaña y que es preciso contar con la planificación de las siembras y las producciones para evitar situaciones de sobra conocidas que causan graves pérdidas a los productores almerienses, fundamentalmente en determinados momentos del otoño e invierno».

 

Artículo de José Esteban ruiz para ideal.es